Qué es y cómo funciona una brújula

La brújula: Su história, origen y funcionamiento.

La primera brújula que se conocen data del siglo VI y serví tanto a embarcaciones como a exploradores para orientarse durante sus largas travesías. Desde entonces, aunque basadas en el mismo principio físico, han evolucionado tanto en precisión como en diseño hasta llegar hasta las actuales brújulas digitales. Pero … ¿Cómo funciona una brújula?

Vemos primeramente qué es una brújula para después conocer su historia y terminar aprendiendo el funcionamiento de una brújula.

Qué es una brújula


La definición oficial de una brújula según la Real Academia de la Lengua Española es:

Una brújula es un instrumento consistente en una caja en cuyo interior una aguja imantada gira sobre un eje y señala el norte magnético de la superficie terrestre.

En definitiva, una brújula es un artilugio inventado por el hombre, basado en las propiedades magnéticas del plante Tierra y que contiene en su interior y de forma visible una aguja o flecha fabricada con un material ferromagnético que siempre señala el Norte magnético de la Tierra. Pero cuidado, el Norte magnético de la Tierra, como veremos más adelante, no coincide exactamente con el polo norte.

Historia de la brújula

El hecho de que la aguja de una brújula se oriente al Norte, fue aprovechado por el hombre moderno mucho antes de llegar a comprender su origen o su funcionamiento. Su utilización se inició en los grandes viajes realizados en barco puesto que en mar abierto, no queda otro forma de orientarse que mediante el conocimiento de las estrellas por la noche o según la posición del sol durante el día.


Las brújulas de los antiguos barcos utilizados para surcar el Mar Mediterráneo se colocaban en cajas de madera en la cubierta de los barcos, junto al timón.

A partir del siglo XVI pasaron a montarse sobre balancines para evitar movimientos indeseados de las agujas por efectos del oleaje marino.

Siglos después, tras iniciar la fabricación de grandes barcos de hierro, material que desvía las agujas de las brújulas, los ingenieros se vieron obligados a estudiar más profundamente el funcionamiento de la brújula así como el magnetismo, produciéndose grandes avances en esta ciencia.

Como resultado de todo lo anterior, se comenzó a utilizar la llamada varilla de Flinder, compuesta por un trozo de hierro que acoplado a la caja de la brújula corrige el desvío causado por los elementos metálicos del barco en que se encuentra. Esta varilla se ajusta según el barco en que se monta.

En la actualidad, tanto en barcos como en aviones se incluye entre los elementos de navegación otro elemento llamado el girocompás, basado en el giroscopio. La parte superior giratoria del girocompás (colocada también sobre balancines) mantiene siempre una posición estable (respecto a las estrellas). Así que una vez ajustada se consigue que apunte siempre al Norte geográfico de la Tierra, lo que supone una gran ventaja sobre la brújula. Además, el girocompás no se ve afectado por los elementos de hierro que existan a su alrededor.

La declinación magnética de la brújula.

Declinación mangéticaLlegados a este punto es necesario dejar claro que el Norte magnético de la Tierra no coincide exactamente con el Norte geográfico de la tierra. Al ángulo entre el Norte geográfico y el magnético se le denomina declinación magnética. Además, esta declinación magnética, no es la misma en todos los puntos de la Tierra, sino que depende de la situación geográfica del observador y para terminar de complicarlo, también varía con el tiempo, es decir, la declinación magnética en Perú no es la misma que en Chile, Venezuela o España y tampoco es la misma (en el mismo punto geográfico) en el año 2032 que en el año 2154.

Por no ahondar más en este tema y no alargar demasiado este artículo, decir simplemente que existen tablas o diagramas que, en función de la ubicación del observador y el año en que se encuentra, expresan la declinación magnética para que seamos conocedores del ángulo de desvío entre el Norte geográfico y el magnético y podamos corregirlo, y se recogen en las cartas de navegación.

La primera carta de navegación, data del año 1536 y fue ideada por el cartógrafo español Alonso de Santa Cruz. A partir de entonces se facilitó la navegación notablemente.

 Cómo funciona una brújula

El campo magnético existente en la Tierra hace que el planeta se comporte como un gran imán, teniendo un polo positivo y un polo negativo. Como ya hemos explicado en otros artículos (ver qué es y cómo funciona un imán), los imanes atraen los materiales ferromagnéticos, como es el hierro.

Así, el extremo de la aguja de una brújula, fabricada con un material ferromagnético y montada sobre un eje que permite el giro libre de la misma sin prácticamente rozamiento, es atraída por el polo de la tierra de forma que, al girar sobre el eje, se orienta hacia el polo del imán, en este caso la Tierra, señalando así el polo Norte, pero recordad, señala el polo Norte magnético.

Si te ha gustado el artículo "Qué es y cómo funciona una brújula" pincha en los iconos sociales que hay a continuación. Es la única forma que tenemos de saber que te ha gustado nuestro trabajo.
Sobre A. Balone (22 Articles)
Ingeniero Superior, Arquitecto Técnico y Blogger desde 2012.