Cómo funciona un tubo fluorescente

El funcionamiento del tubo fluorescente

Cómo funciona un tubo fluorescente

La invención del tubo fluorescente data del año 1939 y derivó de observaciones realizadas sobre la radiación ultravioleta producida en una lámpara de vapor de mercurio.

El alumbrado mediante tubos fluorescente fue mostrado al gran público por primera vez en el año 1939, en una feria mundial de Nueva York,.

Consumiendo la misma cantidad de energía, el tubo fluorescente brinda cuatro veces más luz que las bombillas incandescentes.


Cuando el interior de un tubo perteneciente a una lámpara de mercurio se cubre con productos químicos que derivan del fósforo, la radiación ultravioleta que los atraviesa los vuelve fluorescentes, produciendo una luz visible y cuyo color depende del tipo de fósforo elegido.

Cómo funciona un tubo fluorescente

Para crear un tubo fluorescente, se toma un tubo de vidrio recubierto de fosforo en su cara interior y se llena con un gas noble llamado argón y una pequeña cantidad de gas mercurio. Posteriormente se coloca un electrodo (un conductor eléctrico) en cada uno de sus extremos. Uno será el electrodo negativo y otro el positivo.

  1. Una vez conectado a la corriente eléctrica, el conductor del electrodo negativo se caliente y emite electrones. Los electrones tienen carga negativa.
  2. Los electrones anteriores emitidos por el electrodo negativo son atraídos por el electrodo positivo, acercándose a él (las cargas negativas de un electrón son atraídas por las cargas positivas del electrodo positivo).
  3. La corriente que se toma actualmente de la red eléctrica es alterna, con una frecuencia de 50 Hz. Esto significa que cincuenta veces por segundo, la corriente cambia de polaridad, por lo que los electrodos montados sobre el tubo también lo hacen y por tanto, los electrones (que siempre mantienen su carga) son atraídos por el otro electrodo (ya que ahora es el positivo) y su movimiento cambia de sentido.
  4. En este movimiento de vaivén, los electrones chocan con átomos de mercurio (recordad que el tubo se ha llenado de gas argón y mercurio). Este choque produce que un electrón del gas mercurio salga despedido de su órbita a otra más alejada, pero rápidamente vuelve a su órbita original atraído por el núcleo.
  5. El regreso del electrón del gas de mercurio a su órbita original produce energía que se libera en forma de radiación de onda corta, o lo que es lo mismo, en forma de luz ultravioleta.
  6. La luz ultravioleta producida hace que el fósforo con el que se ha recubierto el tubo de vidrio se vuelva fluorescente produciendo luz visible, que es la luz que se percibe al encender el tubo fluorescente.

En próximos artículos os enseñaremos cómo funcionan los leds o los down-lights. Si estás interesado en saber cómo funciona una bombilla, pulsa en el enlace.


Si te ha gustado el artículo "Cómo funciona un tubo fluorescente" pincha en los iconos sociales que hay a continuación. Es la única forma que tenemos de saber que te ha gustado nuestro trabajo.
Sobre A. Balone (22 Articles)
Ingeniero Superior, Arquitecto Técnico y Blogger desde 2012.