Cómo funciona un detector de mentiras o polígrafo

Funcionamiento un detector de mentiras o polígrafo

Detector de mentiras o polígrafo

Los detectores de mentiras o polígrafos están últimamente muy de moda en programas de televisión en los que someten a un invitado a ciertas preguntas para que posteriormente un experto confirme si las respuestas son verdaderas o falsas. Pero ¿realmente funciona? ¿Es posible engañarle? Para tener nuestra propia opinión, en necesario conocer cómo funciona un detector de mentiras o polígrafo.

El origen del detector de mentiras o polígrafo

Aunque parezca mentira, el detector de mentiras o polígrafo fue inventado por un joven estudiante de medicina llamado John Larson en el año 1922. Inicialmente medía menos parámetros de los que se miden en la actualidad, aunque sus conclusiones se tomaban con la misma veracidad que en la actualidad.


Cómo funciona un detector de mentiras o polígrafo

Un detector de mentiras o polígrafo es un instrumento eléctrico que registra mediante agujas y en un papel determinadas características físicas de la persona que se somete a la prueba y las representa en el tiempo. De esta forma, se pueden comparar esas características antes y después de hacerle al sujeto una determinada pregunta.

Un detector de mentiras o polígrafo dispone de sensores que se acoplan al cuerpo de la persona sometida a la prueba que miden el ritmo cardíaco, el ritmo respiratorio, la presión sanguínea y la resistencia de la piel al paso de la corriente eléctrica. Este último parámetro es una forma de medir el aumento de la sudoración del sujeto, ya que en caso de que la piel esté seca, la resistencia al paso de la corriente eléctrica es mayor que si el sujeto está sudando (el sudor es un buen conductor de la electricidad).

El polígrafo o detector de mentiras, dispone también de un rollo de papel que va pasando automáticamente por una zona en la que se encuentran agujas con tinta. Estas agujas se mueven de arriba a abajo en función de si aumenta o disminuye el parámetro que mide, dejando transcritas en el papel las variaciones de los parámetros medidos en función del tiempo.

La veracidad del detector de mentiras o polígrafo

En la actualidad, la mayoría de los países consideran que las pruebas realizadas con un detector de mentiras no son concluyentes y no son aceptadas por los tribunales, aduciendo que un sujeto entrenado puede “engañar” al detector.


Por otro lado, el detector no determina si la respuesta dada es cierta o falsa, sino que intenta determinar si la persona cree decir la verdad o mentir, es decir, si una persona cree que dos más dos son cinco y se somete al polígrafo, al preguntarle si dos más dos son cinco y responder “sÍ”, la máquina determinará que dice la verdad.

Si te ha gustado el artículo "Cómo funciona un detector de mentiras o polígrafo" pincha en los iconos sociales que hay a continuación. Es la única forma que tenemos de saber que te ha gustado nuestro trabajo.
Sobre A. Balone (22 Articles)
Ingeniero Superior, Arquitecto Técnico y Blogger desde 2012.