Cómo funciona un altavoz o parlante

El funcionamiento de un altavoz

Cómo funciona un altavoz

El altavoz o parlante, como es denominado en muchos países sudamericanos, forma parte de nuestra vida diaria. Los tenemos en los ordenadores, en los coches, en las radios y hasta en los teléfonos móviles. Pero … ¿Cómo funciona un altavoz? En este artículo aprenderás acerca de su historia y su funcionamiento.

Historia del altavoz o  parlante

Los fundamentos físicos que hicieron posible la construcción del altavoz fueron establecidos en Inglaterra, hacia el año 1898.


Los primeros altavoces que se fabricaron eran sencillamente trompetas de gramófono, que situadas cerca del origen del sonido lo amplificaban y permitían que fuera oído por más de una persona.

El altavoz de bobina móvil o magnético, el más usado actualmente en la mayoría de los equipos tuvo su antecedente en el “teléfono vibrador” inventado por el ingeniero Oliver Lodge en el año 1898:

Una bobina suspendida entre los polos positivo y negativo de un imán vibraba con fuerza cuando la atravesaba una corriente (ver Qué es y Cómo funciona un electroimán).

Años más tarde, hacia 1930, Paul Voigt desarrolló el “altavoz de ángulo” y en 1940, el estadounidense Paul Klipsh diseñó una caja acústica con divisiones internas. Estos dos inventos supusieron un gran avance en la época en el diseño de los altavoces.


En la actualidad, el rendimiento de un altavoz depende, sobre todo en el caso de frecuencias bajas, en la calidad de la caja acústica en la que va montado, es decir, en su carcasa.

Cómo funciona un altavoz o parlante

Para entender cómo funciona un altavoz o parlante es necesario tener claro cómo se transmite el sonido. Cuando hablamos o hacemos cualquier ruido, chocando por ejemplo cualquier objeto, se produce una presión en el aire que rodea al foco que genera ondas acústicas. Estas ondas acústicas no son sino compresiónes y descompresiónes de las partículas que forman el aire, que percibimos debido a que estimulan nuestro sistema auditivo.

Entonces, para que un altavoz funcione, bastará con conseguir un elemento que genere esas presiones en el aire para que las percibamos.

Recordemos también, que mediante los micrófonos codificamos el sonido en señales eléctricas, modulando su amplitud o su frecuencia, para trasmitirlas bien mediante cables conductores o bien mediante ondas de radio.

El funcionamiento del altavoz magnético está basado en la interacción que se produce en un electroimán situado entre imanes (ver Cómo funciona un imán) al hacer circular por el electroimán la corriente que lleva codificada el sonido a reproducir.

 Cómo funciona un altavoz

Sabido lo anterior, veamos ahora cómo funciona un altavoz magnético paso a paso:

  1. Se alimenta el electroimán situado en el interior del altavoz mediante una corriente que lleva codificado, modulado en frecuencia o amplitud, el sonido a reproducir. Dicho sonido, se ha codificado o modulado utilizando un micrófono.
  2. Esta corriente crea un campo magnético variable mediante el electroimán, que al estar situado entre imanes interactúa con el campo magnético constante que estos generan.
  3. El paso anterior, genera una fuerza de magnitud variable (fuerza de atracción o repulsión entre imanes). La magnitud de la fuerza depende de la corriente que atraviesa el electroimán, es decir, de la señal de sonido codificada en la corriente eléctrica transmitida.
  4. Esta fuerza hace que se mueva el electroimán, y a su vez, la membrana a la que está unido.
  5. Finalmente, esta membrana produce compresiones y descompresiones en el aire, generando el sonido que nosotros percibimos.

 

Si te ha gustado el artículo "Cómo funciona un altavoz o parlante" pincha en los iconos sociales que hay a continuación. Es la única forma que tenemos de saber que te ha gustado nuestro trabajo.
Sobre A. Balone (22 Articles)
Ingeniero Superior, Arquitecto Técnico y Blogger desde 2012.

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Cómo funciona un micrófono - Qué es y cómo funciona

Los comentarios están cerrados.